¿Cómo lavar correctamente tu traje de neopreno?

¿Cómo puedo lavar bien y rápido mi neopreno? Seguro que esta pregunta te la has hecho más de una vez para poder cuidad y mantener mejor tu traje de neopreno, y si no te la has hecho te las harás cuando te tengas que comprar tu segundo neopreno.

En este artículo vamos a intentar responder esta cuestion para que nuestro neopreno nos dure el máximo de tiempo posible sin perder sus propiedades y en buen estado, ya que de esta manera podrás disfrutar de él y de sus usos durante más tiempo.

El primer paso, quítalo sin estirar

Ten paciencia, sobretodo si estás iniciándote en algún deporte que necesites neopreno. Ponerse y quitarse el neopreno es una misión que a veces parece imposible y entonces empiezan los tirones, sobretodo en la parte de los tobillos y los puños.

CC

Es importante que te lo tomes con calma y vayas acompañando al traje hasta que salga, ya que si no se irá dando de si, se irán rompiendo las fibras y si, conseguirás que salga, pero en poco tiempo empezará a entrarte agua y ya no será tan agradable de llevar.

Enjuagarlo con agua dulce después de cada uso

Practiques el deporte que practiques, ya sea de agua dulce o agua salada, es muy importante que lo primero que hagas cuando llegues a casa o donde sea que estés lo enjuagues con abundante agua fría. Es importante que sea agua fría para que no se dañen las costuras.

Al enjuagarlo conseguiremos eliminar la sal si es que hemos estado practicando surf, buceo, wakeboarding o algún deporte que se practique en el mar o en caso que practiquemos barranquismo, kyak, ráfting o cualquier deporte de agua dulce eliminaremos restos de arena, piedrecitas o ramas del río. Acuérdate de enjuagarlo tanto por dentro como por fuera.

Una vez enjugado, lávalo con jabón

Somos conscientes que no siempre será posible y menos si vas a usarlo varias veces el mismo día, pero cuando acabe la jornada es importante que le des una pequeña enjabonada con jabón neutro para la ropa para eliminar manchas, restos de sal, arena y demás y evitar que tenga un mal olor.

No te cortes a la hora de echarle jabón y frota bien todo el neopreno, incluidas las cremalleras. Eso sí, luego enjuágalo bien para que no queden restos del jabón que al secarse pueden dañar el traje.

Secar el neopreno

Lo primero que haremos es apretar el neopreno desde los hombros a los pies, de manera que pierda el exceso de agua, pero sin retorcer la tela, ya que si no se irán rompiendo las fibras y las costuras. Lo hacemos un par de veces o tres, según lo mojado que esté y luego lo tendemos.

Para tenderlo es importante colgarlo por la mitad, de manera que cuelgue lo mismo por un lado que por el otro. Eso lo hacemos para no deformar el traje, ya que si lo colgamos por los pies o los hombros se irá deformando por el peso, ya que son trajes que pesan bastante.

Recuerda colgarlo en una sombra y si corre un poquito de aire mejor. Si lo cuelgas al sol o cerca de cualquier fuente de calor se irá dañando la tela. La primera vez no pasa nada, pero una exposición continuada dañará el neopreno y le hará perder color.

La pregunta del millón, lo puedo lavar en la lavadora?

Si que puedes pero no es recomendable, ya que con los lavados se irá estropeando. Si lo haces de vez en cuando es importante que lo hagas con agua fría, uses un programa sin centrifugado y que no uses ningún detergente.

CC

¿Cómo lo almaceno?

Es importante cuando guardes tu traje de neopreno que no lo dobles como si fuera una camiseta. Lo mejor es hacerle un pliegue por la mitad y simplemente colgarlo de una percha de madera o plástico que sea resistente.

Otra opción que no dañará tu traje si no tienes espacio para colgarlo es enrollarlo. No ocupa tanto espacio, no se arruga y las fibras y costuras no se verán afectadas por estar un tiempo almacenadas en la misma forma.

Deja un comentario